¿El hobby puede ser un trabajo? Si o No

 

Convierte tu Hobby en tu profesión y no volverás a trabajar nunca más.

Igual deberíamos plantearnos si esta frase tan usada se ajusta a la realidad. Es cierto que muchos casos de

éxito empresarial dan comienzo por culpa de ver un potencial en esa afición que te hace extremadamente

feliz y para la que tienes una habilidad especial.

Hasta ahí, todo prácticamente normal, pero imaginemos que decides abrir unos perfiles en redes sociales y

a partir de ese momento todo fluye,  aquello que tanto te gustaba pasa a ser, queramos o no, una obligación.

Verdad es que nos gusta, pero hay que pensar en todo aquello que se ha de gestionar.

Hemos de tener en cuenta que un hobby no puede ser nunca un trabajo, las aficiones existen para evadirnos

del día a día, del trabajo o puramente por placer,  ese es el motivo por el cual es un hobby y no debemos

olvidar que estos nos ayudan a desconectar del trabajo o la obligación, por lo tanto, ¿puede ser lo mismo?

Convertir una afición en una obligación no nos va a desconectar de la rutina de tener que sacar el trabajo

adelante, porque un trabajo implica tener que generar ingresos y ahí empieza la presión, ya que las

necesidades de nuestros futuros clientes no son las mismas que las nuestras.

Lo que nos desconectaba, lo que nos hacia tan felices se convierte en una obligación y la amenaza comienza

ahí, seguida de las necesidades de los clientes y las nuestras propias.

Por lo tanto puede ser que lo que hacías con gusto ahora acabe siendo algo que te genera  estrés.

Que lo que hacíamos con tanto gusto va siendo una pesadilla y para colmo de nuestros males, nuestro

“hobby” también tiene competencia, tenemos que profesionalizarnos, porque un trabajo exige dedicar un

tiempo a otras cosas relacionadas, marketing, comercialización administración etc. ¿Contábamos con todo esto?

Quizá lo que antes era divertido, lo que antes era tu hobby deja de ser aquello que nos desconectaba.

Entonces plantéate. ¿Quieres un hobby que te resulte económicamente rentable o quieres trabajar en algo que realmente te guste?

Emprender en solitario. Ideal pero con pautas.

Para emprender hay que tener claras ciertas pautas a seguir y ante todo intentar seguirlas en la medida de

lo posible.

La gestión de tu agenda es fundamental para los emprendedores porque uno de los peligros más

habituales es verse desbordado, y es imprescindible marcarse unos horarios y unas tareas, tanto si trabajas

en un Coworking, siendo este la mejor opción para emprender, como si lo haces desde casa, porque no puedes

ni debes estar disponible las 24 horas del día.

En la agenda deja tiempo para ti. Imprescindible para emprender que la agenda a la vez que es profesional

sea personal o estas cosas las dejamos para  después, y eso no es bueno, la agenda es una herramienta de

trabajo que hay que ordenar y llevar a rajatabla y  ser constantes, tanto la parte profesional como la personal,

ya que el bienestar de las personas es fundamental para mantenerse con las mismas ganas y actitud positiva.

Prioriza. Ya lo hemos dicho, pero es algo que debemos de aprender, el emprendedor ha de priorizar,

lo urgente, lo no urgente lo que es importante y lo que lo es menos. De esta manera los primeros esfuerzos

será para las cosas más importantes, así prevenimos que cualquier retraso en aquello que es más importante

derive en una crisis de prisas o estancamiento.

Tus reuniones y los desplazamientos han de estar concertados.

Es una buena manera de aprovechar los días y las horas, el emprendedor debe tener en cuanta cada momento

que tiene ocupado para saber cuáles son los momentos que tiene para hacer otras tareas que por ejemplo

le vengan de paso. las sinergias y los tiempos muertos para dedicarlos a otras tareas.

Tener oficina ya sea en casa, o en un Coworking, las opciones son buenas y tú eliges, pero como

emprendedores, si puedes, sal fuera. La mayoría de los emprendedores trabajan desde casa y eso si eres muy

disciplinado y tienes una zona en casa habilitada como despacho y siendo capaz de desconectar de tu negocio

cuando llegue la hora, puede ser una ventaja y un ahorro en gastos, pero, si no es tu caso, el consejo es que

recurras a una oficina o mesa de trabajo en un Coworking, entre las mil ventajas, compañía, sinergia,

apoyo, etc.… es que puedes desgravarte todos los gastos.

No descuides la tecnología. Emprendedor, las nuevas tecnologías te permiten estar conectado desde

cualquier lugar, por eso es tan importante. Para un autónomo, un emprendedor  que trabaja por su cuenta

el marketing y la marca personal resultan importantísimos.

No te olvides de ellas.

Como emprendedor solitario, tú eres tu propio director comercial, por lo tanto no descuides a tus clientes,

tu imagen y tu labor como el mejor de los relaciones públicas, por esto has de generar relaciones de confianza

y eso es un trabajo arduo y costoso. Si conseguimos darle al cliente todo aquello que esperan de nosotros se

convertirá en tu mejor Si consigues darle lo que espera de ti se convertirá en tu mejor influyente, funcionando

a la perfección el boca oído, ya que emprendedores hay muchos en el mercad, por eso debemos aportar algo

que el cliente valore, y eso es una buena atención  al cliente.

 

Y por último emprendedor unos consejos que has de tener presentes cada día.

Ánimo y actitud muy positiva siempre, sabemos que cuesta mucho trabajar en solitario,

hazte visible porque si no te conocen no existes, aprovecha las redes sociales pero se

moderado y oblígate a asistir a congresos, conferencias y todo aquello que sea interesante

para estar siempre al día de todo lo que acontece en tu sector.

 

.