¿Compañía, si o no? En compañía es mucho mejor.

 

Mejor trabajar en compañía, sin duda, siendo conscientes o no, cada vez que hablamos, opinamos sobre

alguien, decimos algo en voz alta… tenemos la oportunidad de que nos contesten y crear ambiente en el

trabajo, un ambiente laboral en compañía, es sin duda la mejor manera de afrontar cualquier jornada laboral.

Compañia importante.

Podemos afirmar que cuando estamos rodeados de gente, aunque estos no se dedique a lo mismo que

nosotros, cualquier aportación de un compañero o incluso un punto de vista diferente que encontremos

en el trabajo que estamos realizando, no nos sentimos solos, y eso nos alienta a seguir.

 

Por eso, pensamos que la relación con los compañeros en las situaciones cotidianas de nuestro trabajo,

trabajar en compañía, nos hace más productivos. Es por esto que las relaciones debemos de mantenerlas

e incluso si podemos mejorarlas.

 

Quien tiene un compañero tiene un tesoro.

 

Aunque en el fondo no seamos un equipo con un mismo propósito, la gente que nos rodea en un espacio

Coworking también son nuestros compañeros del día a día, y compartimos informaciones y puntos de

vista. Por lo tanto tenemos que dar valor a lo que hablamos de y hacia nuestros compañeros de espacio,

ya que nuestro entorno laboral se potencia y nos ayuda a revalorar nuestro pequeño aporte y sentirnos

involucrados siempre y cuando compartamos esos momentos y hablemos siempre de una manera

constructiva, es una buena opción a la compañía que necesitamos.

 

Cada persona es un mundo y cada compañero de espacio aporta algo distinto, compartir experiencias

personales es una forma de comunicar valores entre nosotros, y estrechar vínculos, favorece la confianza

y posibilita el intercambio de informaciones e incluso puntos de vista que nos hacen reflexionar frente

a lo que tenemos entre manos.

Por eso y porque necesitamos respirar de vez en cuando, y porque necesitamos de la compañía de esas

personas que nos hacen el dia menos pensado, desde Coworking Paterna, te recomendamos que encuentres

ese espacio que necesitas para tener esa compañía que a todos nos hace falta.

 

“Las fortalezas están en nuestras diferencias, no en nuestras similitudes”, Stephen Covey.

Vacaciones, tomatelas muy en serio.

 

 

En vacaciones, muchos de nosotros  seguimos  con la mente ocupada, y algunos hasta trabajan sin

descansar. Y lo que no sabemos es la importancia que tiene el despejarse por completo y disfrutar de

unos días de desconexión profesional y que tanto merecemos.

 

Las vacaciones no son solo un derecho, son un asunto de suma importancia, por nuestro bienestar y

nuestra productividad, y por este motivo es muy importante que sepamos vacacionar, ya que muchos

desconocen o desconocemos la importancia que tiene el desconectar por completo durante un periodo

de tiempo de lo que son las obligaciones diarias profesionales.

 

Las vacaciones tienen un significado claro.

 

Y es el no seguir trabajando, parar. Si somos dueños de nuestra empresa esto se complica pero aun así

debemos relajar la mente, y aunque sea difícil porque queramos estar al tanto de lo nuestro, el no

descansar solo impedirá que podamos desarrollar nuestra profesión y trabajo con la agilidad

que necesitamos.

 

Dejemos el ordenador y apaguemos el teléfono  avisando a todo  el que tengamos que avisar y elijamos

un buen libro para leer, hagamos deporte, disfrutemos de los amigos y de la familia porque a todos nos

hace falta separarnos unos días del trabajo.

 

Las vacaciones son un privilegio y un derecho y por ello debemos de permitir que nuestra mente juegue

a ser parte de un mundo diferente unos días, para luego volver con más fuerza a la realidad del día a día.

 

Las vacaciones son uno de los mejores antídotos para el estrés, importancia más que relevante para la

protección mental, son necesarias para romper con la rutina, descansar y reponernos. Una buena

relajación a fin de cuentas es lo que nos va a permitir ser un buen trabajador o profesional a la vuelta de

las deseadas vacaciones.

 

Las vacaciones están para disfrutarlas. ¡Desconecta!